Feed de La Concha  La Concha de Gran A'TuinObraAnotaciones → 09

 
Portada de Plaza y Janés
 
El signo + a la izquierda de algunas anotaciones significa que se refieren a la traducción al castellano. Los números de página se corresponden con la edición en rústica de Plaza&Janés.
 
Datos editoriales
Título original: Eric

Última edición disponible: DeBolsillo, 2006
160 páginas · 19x13cm · 6'25 €
Traducción: Javier Calvo
ISBN: 978-84-8346-008-5

  En castellano (sin ilustraciones)
> 2005 Plaza & Janés - Descatalogado
> 2006 DeBolsillo, BestSeller - Disponible
> 2008 Altaya (Coleccionable)

  En inglés:
> 1990 Tapa blanda ilustrado - Desc. Buscar
> 1991 Bolsillo sin ilustrar - Disponible
> 2001 Rincewind Trilogy - Desc. Buscar
> 2006 Audio - Disponible (Abreviado)

 
Compartir
 

Anotaciones a Eric

 
«El consenso parecía ser que si se enviaba un número
lo suficiente grande de hombres a atacar la montaña, entonces
podrían sobrevivir a las rocas los suficientes como
para tomar la ciudadela. Esta es esencialmente la base
de todo el pensamiento militar.»

28 Anotaciones

 

Portada original del Fausto de Marlowe[Título] Eric.
El subtítulo de Eric (Fausto tachado) indica, ya desde el principio, la historia que se parodia en el libro: la del alquimista y demonólogo alemán Johannes Faust, que vendió su alma al diablo. La versión más famosa de la leyenda es, probablemente, la que narra Goethe en Fausto, seguida de cerca por la obra de teatro previa que escribió Cristopher Marlowe: La trágica historia del doctor Fausto.

+ [p. 11] «[...] donde las aventureras Herrena la Homicida Hortera, Shandrra la Roja y Diome, Bruja de la Noche, se habían reunido para charlar de cosas de chicas [...]».
El primer personaje (Herrena the Henna-Haired Harridan) tiene un papel importante en La luz fantástica, aunque al traducir esa novela no se complicaron la vida y redujeron su nombre de guerra completo a un simple «Herrena». El henna-haired (teñida con henna) se ha perdido, por desgracia, en favor del juego con las haches. Shandrra la Roja (Red Scharron, que suena como Sharon, en la novela original) es la Red Sonja del Mundodisco. Diome puede referirse al guerrero griego Diómedes o a Dione, una diosa menor de la misma mitología.

[p. 29] «Mallificarum Sumpta Diabolicite Occularis Singularum.»
Los más viejos del lugar harían bien en fijarse en las iniciales del libro que utiliza Eric para invocar demonios. Menos mal que no está demasiado al día, de lo contrario sus demonios podrían dar mucho miedo...

[p. 32] «En el centro del infierno, alzándose majestuosa en medio de un lago de sucedáneo de lava y con unas vistas incomparables de los Ocho Círculos, está la ciudad de Pandemónium.»
El nombre de Pandemónium se origina con el poema épico El paraíso perdido, de John Milton. Es la ciudad que construyen Lucifer y sus seguidores después de ser expulsados del paraíso.

+ [p. 47] Quesoricóttatl.
El nombre original del dios tezumano es Quetzovercoatl, que pariodia al dios azteca de nuestro mundo Quetzalcóatl (coat, chaquetón, contra overcoat, abrigo). En la mitología azteca también se daba por hecho que Quetzalcóatl regresaría con su pueblo en un fecha determinada del futuro.

[p. 51] «A un disco de piedra con un agujero en el medio se le pueden dar muchos usos, y los tezumanos los habían explorado todos salvo uno.»
Probable referencia a los aztecas, ya que los tezumanos están claramente basados en ellos. Según la leyenda popular, los aztecas no conocían la rueda a pesar de que utilizaban pequeños discos agujereados como moneda. Además, se supone que practicaban un juego parecido al baloncesto donde los cestos eran, también, discos de piedra con agujero. Es muy posible que la historia de que sacrificaban a los perdedores sea falsa, pero los ganadores sí podían despojar de su vida a tantos espectadores como quisieran; lógicamente, nadie se hacía el remolón en el estadio después de los partidos. Según otras fuentes, eran los ganadores quienes recibían el privilegio de ser sacrificados. Lo importante es que se sacrificara a alguien, por lo visto.

[p. 53] «[...] una estatua gigante de Quesoricóttatl, la Boa con Plumas.»
El dios azteca Quetzalcóatl se solía representar como una serpiente alada, lo que se parece bastante a una boa emplumada... si no fuera porque una boa emplumada es también un complemento femenino que se puso de moda durante los años 20 del siglo XX.

[p. 58] Ponce da Quirm
La búsqueda de la Fuente de la Juventud que hace Ponce da Quirm en la novela es una parodia clara de Ponce de León, el conquistador castellano del siglo XV que supuestamente se dedicó a hacer lo mismo.

[p. 80] «Por suerte, Rincewind pudo convencer al hombre de que el futuro era otro país.»
Referencia a las primeras palabras de The Go-Between, novela escrita por L.P. Hartley. Ver también la anotación a la p. 14 de Lores y damas.

[p. 82] «Hay quien habla de Alejandro, hay quien habla de Hércules, de Héctor y Lisandro y de otros nombres igualmente ilustres.»
Así empieza la marcha militar The British Grenadiers, una canción inglesa extremadamente patriótica que data del siglo XVII.

[p. 86] Lavaeolus.
Lavaeolus significa, en latín macarrónico, algo parecido a «Enjuagavientos», igual que Rincewind en inglés. Además, el personaje de Lavaeolus es una parodia de Ulises, héroe trágico de las guerras troyanas. Vamos a suponer, igual que en el Annotated Pratchett File inglés, que no es necesario anotar nada sobre caballos gigantes de madera y demás...

+ [p. 94] «"La ciudad se quema [...] Sobre todo las torres de las macizas. No me ha dado tiempo a verlas [...]».
El juego original era con la palabra «topless», que según se entendiera podía darle a la frase el significado de «torres sin punta» o «torres del topless», que es el que obviamente elige el salidorro de Eric. Es una referencia a «las altísimas torres de Ilión» (toppleless towers) de La trágica historia del doctor Fausto, de Christopher Marlowe, que por desgracia se ha perdido con la traducción.

+ [p. 96] «"Ahora vienen quince estribillos de Desde Filodelfos a Heliodelifilodelfiboscromenos, ya veréis como sí."»
La canción en la novela original se llama The Ball of Philodelphus, en referencia a la obscena canción británica de taberna The Ball of Kerrymuir. Los versos que aparecen en la novela (páginas 96, 98 y 99) están adaptados utilizando el equivalente español Desde Santurce a Bilbao, ya que en los versos sueltos de la canción original aparecen los nombres de dos ciudades del Mundodisco. Una estrofa de la canción original The Ball of Kerrymuir, para que os hagáis una idea:

Veinticuatro vírgenes
de Inverness bajaron
Y cuando acabó el baile
vinticuatro menos quedaron.
 
[p. 107] «Se había acabado todo lo bueno excepto la radiación de microondas.»
El estudio de la radiación de microondas es el método que emplean los astrofísicos para intentar determinar lo que se cocía en los primeros segundos del universo.

[p. 109] «"Piensan que solamente hay que cernirse sobre la faz de las aguas y agitar un poco las manos."»
Biblia, claro. Génesis 1:2.

+ [p. 114] «"Lo llaman decisión múltiple, es como pintar el... pintar el... Pintar algo muy grande que tienes que seguir pintando, mismamente."»
Se refiere a un proverbio inglés: «Es como pintar el puente Forth». El puente Forth cruza el río Forth, entre los pueblos de North Queensferry y South Quensferry, cerca de Edimburgo (Escocia). Es tan largo que, cuando se acaba de pintarlo, ya es hora de volver a empezar. O eso se dice, aunque parece ser que en realidad simplemente buscan las partes que lo necesitan y las repintan. Por lo visto, se cuentan historias similares del Golden Gate de San Francisco y hay dichos similares acerca de diversas estructuras de buen tamaño creadas por el hombre.
La palabra múltiple no lleva tilde en la novela traducida, por cierto.

+ [p. 115] «"[...] una mujer que reparara cuantos [...]"».
Obviamente, debería ser «una mujer que repara cuantos».

[p. 116] «"Siglos [...]. Milenios. Iones."»
Rincewind parece tener algún problema con la palabra «eones». La primera aparición de este problema es en la página 110 de Rechicero (edición Jet, DeBolsillo).

[p. 119] «Sobre su arco medio desmoronado había grabada una advertencia antigua y probablemente temible, aunque destinada a permanecer desapercibida debido a que alguien le había pegado encima un letrero brillante rojo y blanco que decía: "¡¡¡No hay que estar 'condenado' para trabajar aquí, pero ayuda!!!".»
La advertencia original, según Dante en el Canto III de La divina comedia, debería haber sido:

Por mí se va a la ciudad doliente,
por mí se ingresa en el dolor eterno,
por mí se va con la perdida gente.

La justicia movió a mi alto hacedor:
Hízome la divina potestad,
la suma sabiduría y el primer amor.

Antes de mí ninguna cosa fue creada
sólo las eternas, y yo eternamente duro:
¡Perded toda esperanza los que entráis!

 
[p. 120] «Los signos de exclamación múltiples [...] son señal segura de una mente enferma.»
Noción recurrente en las novelas del Mundodisco. Entre otras, aparece en El segador y Mascarada, teniendo un papel relativamente importante en esta última.

Ilustración de Gustave Doré para la edición de Infierno de  1861[p. 120] «"[...] creo que esto tiene mucha pinta de ser el infierno."»
Toda la acción del Infierno del Mundodisco está basada a grandes rasgos en El infierno, parte de la Divina comedia de Dante (que a su vez está basada en la Eneida de Virgilio), de la misma forma en que la novela completa se basa en Fausto. Rincewind y Eric se corresponden en esta sección con Virgilio (el guía de Dante en el Infierno) y Dante, del mismo modo en que son Mefistófeles y Fausto. Las distintas referencias a la topología del Infierno aluden a la forma en que Dante organizó el suyo en nueve círculos concéntricos, que por supuesto pasan a ser ocho en el Mundodisco. Los círculos exteriores contenían a los pecadores veniales, como Julio César y Sócrates, y los círculos interiores se reservaban a los culpables de pecados mortales, que en su mayoría eran los enemigos políticos de Dante, algunos de los cuales ni siquiera habían muerto cuando se publicó el libro. En el centro se halla Lucifer, con Judas Iscariote, Bruto y Casio.

[p. 123] «[...] O sea, yo tengo entendido que nosotros teníamos todas las mejores canciones.»
Se refiere al viejo dicho: «El diablo tiene las mejores canciones».

[p. 129] «[...] su castigo era estar encadenado a esa roca y cada día bajaba un águila y le arrancaba el hígado a picotazos. Era un clásico de por aquí.»
Aunque es tentador asociar este castigo con Prometeo, que robó el secreto del fuego a los dioses y se lo otorgó a la humanidad, lo cierto es que Prometeo lo sufrió encadenado a una roca en el Cáucaso. Quien sufrió el mismo castigo en el Inframundo fue el gigante Ticio, quien había intentado violar a Leto, amante de Zeus y madre de Artemisa y Apolo. Parece que a Zeus le gustaba bastante el castigo del hígado que se regenera.

[p. 130] «Un tipo que desafió a los dioses o algo parecido. Tiene que estar todo el tiempo empujando esa roca colina arriba aunque la roca no para de caerse rodando...».
Eric está pensando en el rey Sísifo de Corinto, que delató a Zeus al padre de Aegina, a quien Zeus había secuestrado. (Secuestró a la chica, no al padre.)

[p. 134] «"De acuerdo con la mitología efebia, hay una chica que baja aquí todos los inviernos."»
En Grecia, la Efebia de Mundobola, esa chica es Perséfone, hija de Deméter, diosa de la agricultura. Hades secuestró a Perséfone y la atrapó en el Inframundo para casarse con ella. Deméter lamentó tanto la pérdida de su hija que hubo una mala cosecha y hambruna global. Los dioses negociaron un trato por el que Hades liberaría a Perséfonde del inframundo, pero solamente si ella no comía nada en el trayecto. Al saber de su próxima liberación, Perséfone se puso tan contenta que dio un bocado a una granada. Lo escupió enseguida, pero no antes de tragar seis semillas. Entonces Hades exigió que pasara seis meses de cada doce en el Inframundo, uno por cada semilla. Durante los seis meses que pasa Perséfone allá abajo, su madre abandona su tarea y provoca así el invierno; de ahí que Eric diga poco más adelante que en realidad es ella quien crea el invierno.

+ [p. 134] «"O también ayuda si tienes una lira, creo."».
Referencia a la leyenda de Orfeo (ver también la anotación a la p. 120 de La luz fantástica), que convenció a Hades y Perséfone para que liberasen a Eurídice del Inframundo con su dominio de la lira. Aparte de esto, el juego de palabras de la novela original es entre «lyre» (lira) y «liar» (mentiroso), que ha perdido algo de gracia con la adaptación (largarse con la música a otra parte).

+ [p. 150] «Rincewind tiró de la túnica de Eric.»
Están los nombres intercambiados, debería ser Eric quien tira de la túnica.

[p. 151] «"Pour ancuragéee... Puur encura... Para que todo el maldito mundo se siente y tome buena nota."»
«Pour encourager les autres.» Ver la anotación a la p. 116 de ¡Guardias! ¡Guardias!.

 
 


 
Esta sección de La Concha de Gran A'Tuin está basada en el Annotated Pratchett File.
Estas anotaciones no estarían aquí sin la ayuda de Cloi, que ha buscado y transcrito las frases del libro traducido.

Página Principal Obra Anotaciones Volver arribaVolver arriba
Biblioteca Reseña en la BibliotecaReseña en la Biblioteca